+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es

Consejo de AdministraciónEl Consejo de Administración es una buena herramienta para el relevo generacional y la profesionalización de la empresa familiar. Y a continuación os contaré el por qué.

En Family Business Solutions es frecuente que nos encontremos con empresas familiares con cierta complejidad, que tienen dificultades para que la generación saliente se separe del día a día y para que la generación entrante asuma responsabilidades y la gestión del negocio.

Esta situación suele darse en empresas que se encuentran en transición de primera a segunda generación o de segunda a tercera, con órganos de administración que giran en torno al administrador único o varios administradores y que todavía no han dado el paso a tener un Consejo de Administración o un Consejo Asesor.

Muchas veces la generación saliente se resiste a ceder el testigo porque piensa que esto es sinónimo de abandonar el barco para jubilarse. Pero nada más lejos de la realidad. Realizar un proceso de relevo generacional con tiempo permite que la generación saliente pueda seguir aportando valor desde el gobierno, centrándose en temas estratégicos y desvinculándose paulatinamente de día a día del negocio, lo que permite que la generación entrante asuma este rol.

El papel del Consejo de Administración y el Consejo Asesor

Cuando en Family Business Solutions ayudamos a las familias empresarias en el proceso de elaborar un Protocolo Familiar, además de regular la relación familia-empresa-propiedad, las acompañamos en la profesionalización del órgano de Administración.

La profesionalización del órgano de Administración puede traducirse en la puesta en marcha de un Consejo de Administración, si la empresa tiene la dimensión y complejidad que lo justifica, o bien de un Consejo Asesor. En ambos casos se favorece el relevo generacional de los miembros de la familia. Además, tanto en el Consejo de Administración como en el Consejo Asesor se permite la entrada de consejeros o asesores independientes que traerán buenas prácticas de otras empresas y que serán una garantía de profesionalización del negocio.

Es cierto que lo que acabo de exponer no es válido para todas las compañías. Pero la experiencia nos demuestra que dar un paso hacia adelante en la complejidad del órgano de administración ayuda al relevo generacional y a la profesionalización de la compañía.

¿Nos atrevemos a hacerlo en nuestra compañía?

 

 

 

0 comentarios