+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es

funciones del consejo de administración en la empresa familiarEn artículos recientes hemos hablado del Consejo de Familia. En cambio, hoy nos dedicamos a reflexionar sobre las funciones del Consejo de Administración en la empresa familiar, que ya os adelanto que están orientadas a velar por la estrategia empresarial, el crecimiento y los buenos resultados del negocio.

El Consejo de Administración es el órgano de empresa principal. Debe defender los intereses de los accionistas, aprobar la estrategia y las inversiones, así como definir la misión, la visión y los valores, que deben estar alineados con los que tenga la familia empresaria. Lo cierto es que este órgano es más habitual en empresas familiares de mayor dimensión y complejidad, aunque no exclusivo.

La puesta en marcha de este órgano de gobierno también es una excelente herramienta para el relevo generacional. La razón es que permite que, llegada una edad, accionistas familiares que están en la gestión salgan del día a día para seguir aportando valor desde el Gobierno de la compañía. De esta manera facilitan que la generación entrante pueda desarrollarse con apoyo y menor riesgo.

Lo normal es que, en su inicio, el Consejo de Administración de una empresa familiar esté formado por Consejeros Familiares, si bien es altamente recomendable incluir a Consejeros o Asesores independientes, con experiencia y con perfiles complementarios, que aporten buenas prácticas de otras empresas. Con el tiempo, el peso de los Consejeros y Asesores independientes en el Consejo de Administración suele aumentar.

Funciones del Consejo de Administración en la empresa familiar

Entre las funciones del Consejo de Administración encontramos:

  • Funciones estratégicas. Por ejemplo: Nombrar y destituir al Director General o al Consejero delegado, aprobar el plan estratégico, el organigrama y el presupuesto anual, y supervisar la gestión.
  • Definir la estructura societaria más adecuada para los intereses de la empresa familiar.
  • Funciones de seguimiento y apoyo a la dirección. Entre ellas encontraríamos analizar la evolución de la empresa a través del balance y la cuenta de resultados o el análisis de las cuentas anuales y del informe de auditoría para presentarlo a la Junta General de Accionistas.

Quiero acabar este artículo remarcando que poner en marcha un Consejo de Administración en la empresa familiar significa dar un gran paso hacia la profesionalización. Y esto es así especialmente cuando también forman parte de él Consejeros y Asesores sin vínculo con la família, que aportarán independencia, transparencia y objetividad a la toma de decisiones.

 

 

 

0 comentarios