+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es

órganos de gobierno de la empresa familiarComo ya sabéis, los órganos de gobierno de la empresa familiar vienen determinados por la naturaleza y complejidad de cada empresa y familia. A lo largo de este blog ya los hemos ido analizando uno a uno, tanto los órganos de empresa como los de familia. Y ahora ha llegado el momento de recapitular y de pensar en cuáles son los órganos de gobierno que necesitamos y que deberíamos poner en marcha en nuestra empresa familiar.

En este artículo os hablaré de algunos órganos de gobierno y de otros órganos y comités de menor calado, aunque con el bien entendido de que el número de órganos de gobierno y sus funciones dependen siempre, evidentemente, de las necesidades de cada familia y empresa.

Principales órganos de gobierno de la empresa familiar

Los órganos de gobierno de la empresa familiar que se ponen en marcha en primer lugar son el Consejo de Familia y el Consejo de Administración. El primero, en el ámbito de la familia; el segundo, en el ámbito de la empresa.

  • El Consejo de Familia: Es el órgano de familia por excelencia de la empresa familiar. Es un órgano decisorio donde se reúnen todas las ramas familiares (accionistas y futuros accionistas) para tratar, planificar y mediar sobre cuestiones que tienen que ver con la relación familia-empresa. Hasta la segunda generación, todavía será posible que todos los hermanos estén presentes en el Consejo de Familia. No obstante, en generaciones más avanzadas, es recomendable que cada rama familiar escoja a un representante para asistir al Consejo de Familia para evitar que se sobredimensione. Sus funciones son velar por la unidad familiar y accionarial, la visión compartida, la transmisión de los valores familiares, la formación de la familia empresaria y el cumplimiento del Protocolo familiar.
  • El Consejo de Administración: Una buena manera de profesionalizar el negocio, facilitar el relevo generacional, hacer frente a la competencia y conseguir un crecimiento sostenido es crear un Consejo de Administración. Éste será el órgano que se encargará de establecer las líneas estratégicas de la compañía, supervisar la gestión, proponer los consejeros, identificar riesgos, aprobar inversiones y rendir cuentas ante los accionistas, entre otras funciones. Acostumbra a estar formado por miembros de la familia, que en pos de la profesionalización, deberían ser los mejor preparados. Idealmente también deberían incorporarse personas externas a la familia con mucha experiencia en el mundo de los negocios.

Otros órganos cuando la familia y la empresa crecen

También puede ser necesario poner en marcha otros órganos de gobierno de la empresa familiar cuando la familia empresaria se encuentra en ciclos de vida más avanzados.

  • La Asamblea Familiar: En Family Business Solutions recomendamos ponerla en marcha en familias de generaciones avanzadas, con ramas familiares extensas y con más de 20-25 miembros. Este órgano actúa como un foro para reunir a la familia extensa (los accionistas y los futuros accionistas, con los cónyuges y los hijos) en un marco semi-lúdico. La experiencia nos demuestra que la puesta en marcha de la Asamblea Familiar es una de las mejores maneras de transmitir la cultura y los valores de generación a generación y de fomentar la unión familiar.
  • El Equipo de Dirección o Comité de Dirección: La formación de un Comité de Dirección en la empresa familiar va ligada a la profesionalización del negocio. Cuando la compañía crece, el fundador debe descentralizar funciones y contratar personal más especializado, lo que conlleva la aparición de los distintos departamentos de la empresa y surge la necesidad de celebrar reuniones formales. En el Comité de Dirección se reúnen periódicamente el director general y los jefes de cada área del negocio para mantener una buena coordinación dentro de la empresa. Este órgano es quién ejecuta y gestiona el día a día de la empresa familiar bajo criterios de profesionalidad e independencia, con la supervisión y el apoyo del órgano de administración.

Otros órganos y comités presentes solo en algunas empresas familiares

Y acabaremos hablando de algunos órganos o comités que, en ocasiones, también se ponen en marcha en algunas empresas familiares. 

  • El Comité Junior: De todos los órganos de gobierno, éste es el más novedoso. Se trata de un órgano mentor. Está formado por algunos o todos los miembros de la generación entrante, a partir de una edad previamente consensuada y que están llamados a ser accionistas en un futuro. El Comité Junior es una herramienta para que los jóvenes conozcan mejor la empresa familiar, para fomentar la transmisión de valores y de comportamientos familiares y para ayudar al desarrollo y aprendizaje de la nueva generación.
  • El Comité de Arbitraje y/o de Resolución de Conflictos: Las funciones que desarrolla son, esencialmente, la mediación y el arbitraje para intentar desactivar los conflictos entre miembros de la familia o derivados del incumplimiento del Protocolo familiar. En ocasiones, tiene asignada la función de designar a terceros como árbitros para la a la realización de arbitrajes de derecho o de equidad.
  • El Comité de Seguimiento del Protocolo Familiar o Comité de Protocolo familiar: Este órgano se encarga de asegurar el cumplimiento del Protocolo familiar y de proponer su revisión y actualización cuando detecta la necesidad de hacerlo, así como de resolver las posibles diferencias de interpretación del mismo. Normalmente está formado por un número reducido e impar de miembros del Consejo de Familia.
  • El Consejo Asesor de la sociedad familiar: Algunas familias empresarias ponen en marcha este órgano para agrupar a los expertos independientes que han de asesorarlas. Otras, en cambio, prefieren incorporarlos al órgano de administración. Habitualmente está formado por expertos independientes ajenos al negocio y con una trayectoria profesional relevante y, en ocasiones, por antiguos gestores de la empresa que tienen un profundo conocimiento de la misma y de la familia.
  • El Comité de Evaluación y Nombramientos o Comité de Formación y Selección: Las funciones de este órgano son procurar la formación de los miembros de los familiares que quieran trabajar en la empresa familiar y examinar y evaluar su perfil y trayectoria para valorar su idoneidad para ocupar los distintos puestos de trabajo. Habitualmente está formado por personas ajenas a la familia que velan por la objetividad.
  • Comité de Remuneraciones: Su función es regular la política de dividendos y de retribuciones y las compensaciones económicas, tanto de los miembros de la familia que forman parte de la gestión, como de los ajenos a la misma e incluso de los familiares no accionistas.

En caso de que no estéis seguros de que los órganos de gobierno de la empresa familiar de que disponéis sean los adecuados, os recomendaría consultarlo con un asesor independiente especializado en el tema que os pueda guiar. No olvidéis que del buen funcionamiento de estos órganos depende una buena gestión y la transparencia de la empresa.

 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola