+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es
Pacto de socios (empresa familiar)Como os podéis imaginar, las empresas familiares no son las únicas que quieren evitar los conflictos internos entre los socios. Eso es algo que busca cualquier compañía. La diferencia es que el resto de empresas no suscriben un Protocolo familiar o unos Pactos de familia para regular las relaciones internas, sino que utilizan un Pacto de Socios. Por consiguiente, podría decirse que el Pacto de Socios es para cualquier empresa lo que el Protocolo familiar es para las empresas familiares.

Creo que hoy en día cada vez hay más consciencia entre las empresas de lo importante que es redactar un Pacto de socios cuando empiezan un negocio o cuando entra un nuevo socio. Sin embargo, todavía hay empresarios que deciden asociarse sin hacerlo, a menudo por desconocimiento. Esto puede dar pie a que situaciones mal gestionadas, como un socio que decide salir de malas maneras del negocio, problemas para ponerse de acuerdo cuando hay que tomar decisiones o peleas que lleven a la sociedad al bloqueo, pongan en riesgo la continuidad del negocio.

 

Diferencias y similitudes: El Pacto de Socios y el Protocolo familiar

El Pacto de socios un contrato privado de naturaleza inter partes que firman todos los socios cuando se constituye una sociedad o cuando se adhiere un nuevo socio a la misma. Como hemos visto, la vocación del Pacto de socios es regular las relaciones internas entre los socios, así como todos aquellos aspectos que puedan ser una fuente de conflictos en la sociedad.

Los socios pueden incluir en el Pacto de Socios todos aquellos acuerdos que estimen oportunos, siempre dentro del marco de la legalidad. Lo más habitual es incluir cláusulas sobre el gobierno de la sociedad, la salida y entrada de socios, las funciones y la dedicación de cada uno, la transmisión de la propiedad, así como cláusulas de no competencia.

En el ámbito de la empresa familiar, cuando los socios de la compañía son familia, el Pacto de socios es más sofisticado y se denomina Protocolo familiar. El Protocolo familiar se elabora a medida de cada familia empresaria y en él se regulan las normas que deben regir la relación familia-empresa-propiedad en el presente y para las generaciones futuras. Es habitual que algunas de las cláusulas coincidan con las que se recogen en un Pacto de socios, aunque en el Protocolo familiar generalmente también se pactan aspectos como el relevo generacional, las condiciones para la contratación de familiares en la empresa familiar o la formación de las nuevas generaciones.

 

0 comentarios