+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es

problemas de comunicación en la empresa familiarA menudo comento con otros consultores que las familias empresarias casi siempre acuden a nosotros porque tienen problemas de comunicación. Aunque muchas piensan que su problema principal es otro, y puede que así sea, en la gran mayoría de casos también subyacen problemas de comunicación en la empresa y con la familia, aunque los familiares no sean plenamente conscientes de ello.

Sin embargo, no todos los problemas de comunicación son iguales y, por ende, tampoco las soluciones que debemos darles. En este artículo quiero hacer precisamente hincapié en ello. Mi objetivo es daros algunas pistas para detectar cuál es vuestro problema y algunos consejos para anticiparos y mejorar vuestra comunicación, tanto si falla por mala calidad (comunicación deficiente) como por escasez (comunicación insuficiente). No podemos olvidar que en una empresa familiar, al mezclarse familia y empresa, las disfunciones derivadas de problemas de comunicación suelen tener consecuencias más allá de la empresa, pudiendo afectar también a la armonía familiar.

Problemas de comunicación por mala calidad

En este caso, los problemas surgen cuando la comunicación no es asertiva, cuando no se practica la escucha activa o cuando hay interferencias previas como etiquetas o prejuicios que nos impiden comprender el mensaje del otro.

Mis recomendaciones son las siguientes:

  • Es mejor que cada uno hable de él mismo y no de los otros. Cuando encontramos familias en las que cada miembro es capaz de defender la propia posición, constatamos que resulta más fácil construir acuerdos realistas y duraderos.
  • Conviene estar seguros de que lo que queremos comunicar aportará utilidad: perder el tiempo con reproches o con información superficial dificultará el hecho de conseguir soluciones.
  • Es fundamental no olvidar que la comunicación no es solo lo que se dice. La comunicación no verbal (miradas, gestos, expresiones faciales, etc.) es todavía más potente y puede anular el contenido de la verbal. Por ejemplo, decir a un hermano que confiamos en su capacidad utilizando un tono de voz poco adecuado o acompañando la afirmación con determinadas gesticulaciones puede tener un efecto muy diferente al que perseguimos o, por lo menos, ser interpretado de una manera muy distinta. La calidad de la comunicación será nefasta y el mensaje llegará absolutamente distorsionado.

Problemas de comunicación por escasez

Este tipo de problemas de comunicación los vemos cuando la comunicación no es transparente y fluida (por ejemplo, con los familiares que trabajan fuera del negocio). Pero también cuando las familias “echan tierra” a los conflictos para no afrontarlos, ya sea por miedo a dañar la armonía familiar, por temor a decir lo que se piensa en realidad o porque no disponen de las herramientas o de las competencias necesarias para abordar temas sensibles.

Mis recomendaciones son las siguientes:

  • Esconder el conflicto no evita que el malestar se vaya instaurando y condicione las relaciones entre los familiares. No hablar de lo que nos incomoda no nos conducirá a la resolución del problema.
  • Tener reglas claras sobre la relación familia-empresa-propiedad y los roles y responsabilidades de cada miembro de la familia ayudará a prevenir los problemas de comunicación y a resolverlos más fácilmente en caso de que sucedan.
  • Es importante mantener las líneas de comunicación abiertas. Las empresas familiares deben aprovechar sus fórums de encuentro para hablar de todo aquello relacionado con el proyecto que se comparte con la familia empresaria. A veces, esto incluirá temas sensibles que no son sencillos de exponer, pero hacerlo en el fórum adecuado facilitará esta tarea:
    • Asamblea familiar: Puede ayudar a detectar las demandas y las necesidades de los miembros de la familia.
    • Consejo de familia: Se anticipa a futuros conflictos y establece las reglas del juego, además de proporcionar un fórum en el que plantear ordenadamente los problemas para encontrarles una solución. Para alcanzar este objetivo, es fundamental que el Consejo de familia sea funcional (hay que convocarlo con la frecuencia acordada, consensuar planes de acción, darle formalidad…).

Si tenéis cualquier pregunta sobre los problemas de comunicación en la empresa familiar no dudéis en escribirla en los comentarios.

 

0 comentarios