+ 34 93 467 21 59 info@fb-solutions.es

propietario de una empresa familiarVisto desde fuera puede parecer que, cuando el negocio va bien, ser propietario de una empresa familiar es algo parecido a un mundo feliz en el que pesa más lo positivo y gratificante, que los problemas del día a día. Sin embargo, cuando uno se convierte en propietario de una empresa familiar, debe vigilar con algunos riesgos y tensiones que pueden afectarle. Sólo si los sabe gestionar adecuadamente saldrá exitoso en su labor de propietario responsable.

A continuación, recogeremos las áreas más conflictivas de ser propietario de una empresa familiar según uno de los estudios de Grant Gordon, Director del Instituto para la Empresa Familiar (UK).

Riesgos y tensiones que vive el propietario de una empresa familiar

  • Proliferación de la propiedad: A medida que el ciclo de vida de la empresa familiar avanza (sociedad de fundador, empresa de hermanos, empresa de primos,…), se añade complejidad y la propiedad se aleja cada vez más de la empresa.
  • Exceso de familiares en la empresa familiar: La presencia de familiares políticos y de familia extensa, aunque no necesariamente tiene que ser negativa, puede generar conflictos importantes para el negocio y la familia.
  • Complicaciones de ramas familiares: Los conflictos entre las distintas ramas pueden afectar la Unidad y “la voz única” en la Junta General de Accionistas, necesaria para que el negocio avance.
  • Propietarios “encarcelados”: Algunos propietarios minoritarios pueden verse encarcelados cuando sus acciones no tienen mercado.
  • Los de adentro vs. los de afuera: Los propietarios que están dentro del negocio tienen expectativas diferentes a los que no participan ni en la gestión ni en el gobierno.
  • Confusión de roles: Algunos accionistas familiares no gestionan ni administran el negocio, pero piensan que sí y actúan como tal.
  • Propiedad por representación: Es un tipo de propiedad muchas veces difícil de entender y de aceptar.
  • Inadecuada educación/formación de la propiedad: Este punto, que es clave para la profesionalización de la empresa y de la familia empresaria, se suele descuidar con frecuencia.

Desde Family Business Solutions damos fe de que, conforme las empresas se hacen más complejas, todos estos problemas relacionados con ser propietario de una empresa familiar se reproducen en mayor o menor medida. De aquí la importante misión del Consejo de Familia para vigilar todos estos aspectos y tratarlos con transparencia. Hacerlo genera confianza. Y es la mejor medicina preventiva para que no se resientan la armonía familiar y la eficiencia empresarial.

 

 

 

 

0 comentarios